Fisioterapia acuática: a tus articulaciones les va a encantar

Fisioterapia_acuaticaEl peso es uno de los principales enemigos de nuestras articulaciones, ya se trate de nuestro propio peso o de cargarnos en exceso. Por eso, ahora que el calor aprieta es el momento perfecto para tratarnos con fisioterapia acuática.

Bajo el agua, nuestro peso corporal queda eliminado por completo, liberando a la columna vertebral durante un rato del duro trabajo de sostenernos. Lo mismo sucede con nuestras articulaciones, que pueden moverse libremente sin la presión de nuestro peso. El agua es un medio maravilloso para experimentar con la movilidad de nuestro cuerpo, ya que los ejercicios resultan mucho más fáciles de realizar y el cuerpo se fatiga menos.

La fisioterapia acuática está indicada en el tratamiento de dolores cervicales, dorsales, lumbares, en casos de escoliosis y en general para el tratamiento de todas aquellas dolencias que impliquen a las articulaciones.

Como ocurre en tierra firme, la fisioterapia acuática debe ser realizada siempre por un fisioterapeuta colegiado. No obstante, existen una serie de ejercicios básicos que podemos realizar nosotros mismos aprovechando el medio acuático:

  • Para cervicalgias, son buenas las inmersiones a buscar objetos en la zona poco profunda de la piscina o conducir una pelota de playa por el agua con la cabeza.
  • Para dorsalgias, subir desde el agua al bordillo de espaldas o realizar volteretas bajo el agua hacia atrás con los brazos extendidos.
  • Para reforzar las lumbares podemos trabajar haciendo abdominales con las piernas subidas al bordillo (piernas fuera del agua y cuerpo en el agua).
  • Finalizar con estiramientos: agarrados al bordillo con las manos, empujar la pared con los pies. Y también agarrarnos de espaldas al bordillo con las manos y llevar el pecho y cadera hacia adelante sin mover los pies.

No realices ningún ejercicio por tu cuenta si sientes dolor, y consulta siempre con tu fisioterapeuta.

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*