Síndrome del túnel carpiano Qué es, síntomas, causas, tratamientos y precauciones

Lesión del nervio mediano a su paso por el “túnel del carpo” en la zona de la muñeca.
El túnel del carpo es un espacio por donde discurren arterias, tendones y nervios y si este espacio se ve comprometido las estructuras que pasan por él se ven dañadas.

La estructura menos tolerante a la compresión es el nervio por lo tanto cualquier factor que altere el recorrido del nervio mediano dará lugar a esta patología llamada síndrome del túnel carpiano.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del túnel carpiano?

Los síntomas más frecuentes son el dolor en la zona de la muñeca y antebrazo que se irradia por los dedos resultando imposible realizar fuerza en la mano para coger o manipular objetos.
Otros de los síntomas que aparecen con la lesión son hormigueo y ardor derivados de la compresión que está sufriendo el nervio mediano en la zona de la muñeca y mano.

Causas principales del síndrome del túnel carpiano

No existe una causa concreta por el que se de este tipo de patología por eso es imprescindible contar con un buen diagnostico y ponerse en manos de especialistas. El sobreuso de la muñeca en el trabajo derivado de posiciones incorrectas mantenidas en el tiempo o un desequilibrio en la musculatura del antebrazo pueden ser algunas de las causas que dan origen a la lesión.

Mejores tratamientos para el síndrome del túnel carpiano

Al no existir una causa concreta que justifique este tipo de patología es imprescindible el diagnostico previo y ponerse en manos de especialistas para establecer una línea de tratamiento.

Algunas de las áreas de tratamiento serían trabajar con masaje la zona usar técnicas miofasciales y osteopáticas para quitar tensiones y normalizar estructuras que puedan estar produciendo la inflamación de algunas estructuras en la zona. Realizar movilizaciones neurodinámicas para estirar y tratar el nervio mediano.

El uso de tecnología más avanzada como la diatermia o la aplicación del INDIBA sobre la zona afectada nos permite tener unos índices de recuperación muy elevados y así mismo acortar los plazos de recuperación en este tipo de patologías.

Publicado en: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*