¿A dieta en Navidad? ¡Socorro!

muñeco de nieve¡Que no cunda el pánico! Se acercan peligrosamente las fiestas navideñas en las que, como todos sabemos, el deporte favorito es comer y beber como si no hubiera un mañana.

Es posible que lleves todo el año entrenando y cuidándote para rendir bien y mantenerte en forma, y estés atemorizad@ ante la perspectiva de un mes lleno de celebraciones: la nochebuena, la navidad, lanochevieja y el año nuevo… y entre medias, las comidas y cenas con los del trabajo, con los amigos, con la familia y con los del bar de abajo para celebrar que os ha tocado la lotería de navidad (ah, no: que eso es un anuncio de la tele…).

En Al Fisio no somos NADA partidarios de los excesos en ninguna época del año, así que vamos a proponerte:

10 consejos para sobrevivir a los excesos navideños

  1. En primer lugar, no dejes de entrenar: si estás acostumbrado a correr con regularidad o entrenarte en nuestras súper divertidas actividades Gym-tonic, dejarlo en Navidad es el peor error que puedes cometer. Así puedes compensar los excesos que -seguro- vas a cometer quemando calorías, y además no comenzarás enero con el cuerpo desentrenado. Un consejo: llámanos al 913263952 y pregunta por nuestras ofertas navideñas en actividades deportivas 😉
  2. Si prefieres la opción de hacer deporte por tu cuenta, te recomendamos el entrenamiento metabólico: realizar rutinas de 20-25 minutos que alternen fases de entrenamiento máximo (por ejemplo correr a toda velocidad), con fases de descanso activo (por ejemplo caminar) en periodos de 5′. Esta forma de entrenar hace que tu metabolismo se acelere, demandándole resultados en intervalos cortos, y es perfecto para quemar grasa.
  3. Concédete “permisos”: no se trata de estar a dieta en unas fechas como las navideñas. Pero tampoco de estar “a dieta de excesos” durante todo un mes. Concédete días de descontrol, y redúcelos, por ejemplo, a 4 en todo el mes. Elige, como es natural, la Nochebuena y la Nochevieja, y selecciona otros 2 días (cena con amigos, quedada familiar, etc.) en los que tienes permiso para comer lo que te apetezca.
  4. El resto del tiempo, aliméntate de forma normal. Si habitualmente estás a dieta (¡esperamos que no!), continúa con ella. Si no, aliméntate de forma saludable comiendo de todo y evitando alcohol, fritos, dulces.
  5. Apúntate a la cocina invernal: no hay nada más saludable que los tradicionales platos de cuchara. Al menos 2 veces en semana disfruta de una buena sopa, estofado o legumbres. Cocínalas con verduras y tendrás un plato completo, equilibrado y a prueba de hambre.
  6. Compra sólo lo que vayas a comer: si empiezas a comprar polvorones y turrón el 1 de diciembre, con seguridad vas a hacer visitas no deseadas al armario de las chuches, ¡no somos de piedra! Lo mejor, por tanto, es comprar lo justo para ofrecer a tus invitados tras la comida o cena, y librarte de todo el excedente lo antes posible.
  7. En la comida o cena de fiestas, come de todo lo que hay, no te quedes con las ganas. Hay un truco: cantidad máxima, lo que quepa en la base redonda de tu plato. Es decir, “un poquito” de todo.
  8. En los 4 días que elijas para tus comidas o cenas extra, compensa en el resto de comidas. Come o cena ligero a base de verduras o ensalada con algo de proteína a la plancha. No vale eso de “de perdidos al río”.
  9. ¿Y el alcohol? Un truco súper sencillo para no pasarse. En tus comidas o cenas, alterna 1 vaso de  agua con cada copa de vino. Es decir: 1 copita de vino, 1 vaso de agua, 1 copita de vino y así. Beberás la mitad, garantizado.
  10. Después de las cenas o comidas copiosas, ¿qué tal un largo paseo para “bajar” la comida? Las sobremesas interminables son muy típicas de las fiestas, pero quizá puedas proponer a la familia un poco de actividad. A todos les vendrá bien.

Ahora que ya estás preparad@ para las fiestas, sólo nos queda desearte unas Felices Navidades. ¡Ya sabes dónde tienes a Al Fisio para lo que necesites! Llámanos al 913263952.

Si te ha resultado útil este artículo, por favor, compártelo en Facebook. ¡Gracias!

Publicado en: Blog Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*