¿Demasiado pecho? Consejos para evitar el dolor de espalda

PechoHay quien piensa que tener una buena delantera es el sueño de cualquier mujer; opiniones subjetivas aparte, estar demasiado "bien dotada" puede acarrear numerosos problemas de columna. La buena noticia es que es posible prevenirlos siguiendo una serie de hábitos saludables.

Los problemas de espalda en mujeres con mucho pecho, comienzan a gestarse durante la adolescencia. Las niñas cuyo pecho empieza a crecer precozmente, suelen sentirse acomplejadas y comienzan a adoptar una postura cifótica: es decir, a encorvar la espalda hacia dentro para ocultar el pecho. Es desde esta edad desde la que hay que comenzar a prevenir futuros problemas en la columna dorsal y lumbar, ya que ese acortamiento de la musculatura puede provocar incluso dificultades respiratorias. Corresponde a padres y educadores inculcar una sana autoimagen basada en la aceptación de como uno es.

En mujeres adultas, la prevención pasa por un fortalecimiento de la musculatura dorsal. La natación es un deporte sumamente adecuado para este fin. Los músculos dorsales sostienen el pecho y ayudan a mantener una postura erguida y liberar la caja torácica para una correcta respiración.

Acudir regularmente al fisioterapeuta, sin esperar a que el dolor de espalda sea insoportable, es una buena terapia de mantenimiento que evita que las inevitables contracturas debidas al peso del pecho vayan a más. La fisioterapia y la educación postural mediante técnicas como el Pilates, ayudan a corregir la excesiva curva dorsal y cervical, así como evitar mayores consecuencias como un desgaste de los discos vertebrales que acabe provocando una hernia.

Acude siempre a un fisioterapeuta colegiado.

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*