Embarazo y ejercicio físico

Embarazo2

El ejercicio físico es beneficioso en cualquier etapa de la vida y el embarazo no es una excepción. Simplemente es necesario adaptar los ejercicios a la nueva condición.

Son múltiples las razones por las que hacer ejercicio durante el embarazo:

1. Mejora la circulación sanguínea, ayudando a prevenir la formación de varices y edemas.

2. Ayuda al transito gastrointestinal, aliviando el estreñimiento, frecuente en las embarazadas.

3. El trabajo de la resistencia, la fuerza y la capacidad aeróbica son importantes, ya que en el parto van a ser puestas a prueba.

4. El ejercicio libera endorfinas, que serán importantes para el estado de ánimo.

5. La actividad física aliviará los dolores de espalda y piernas que suele provocar el embarazo, por los cambios que se producen la pelvis y columna.

6. Ayuda a mantener un peso correcto.

7. El momento del parto, y la recuperación tras el mismo mejoran.

8. Reduce el estrés que suele acompañar a esta etapa (miedos, ansiedad, etc.)

9. En los bebes, reduce el riesgo cardiovascular, ya que mejora el ritmo cardiaco.

10. La recuperación de la forma física, la piel y el peso se verán facilitadas.

 

Es importante consultar con el ginecólogo antes de comenzar cualquier tipo de preparación física. Si no se ha realizaba ejercicio antes del embarazo, es preferible esperar hasta el tercer mes de gestación antes de iniciarnos en su práctica.

Sería recomendable realizarlo en un grupo de mujeres en nuestro mismo estado o bien en entrenamientos personalizados. Pilates para embarazadas, es una buena opción, ya que se trabaja de manera global y muy controlada, haciendo especial hincapié en el trabajo del suelo pélvico y la respiración.

Y por supuesto elegir un centro con profesionales cualificados, expertos en esta etapa tan importante de nuestras vidas.

 

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*