Las ondas de choque "trituran" la celulitis

Ondas_choqueLa odiada "piel de naranja" afecta a la mayoría de las mujeres a partir de la pubertad y, debido a la alimentacion rica en estrógenos, cada vez a un número mayor de hombres.

Hoy en día existen multitud de tratamientos invasivos y no invasivos para tratar y mejorar el aspecto de la temida celulitis, uno de los efectos más antiestéticos del acúmulo de grasa: desde la cavitacion o la mesoterapia hasta la liposucción para quienes están dispuestos a meterse en quirófano por este motivo.

La dermoplastia por ondas de choque ha demostrado tener el más elevado índice de eficacia en el tratamiento de la celulitis de grado I, II y III. En nuestro blog ya hemos hablado ampliamente de los efectos terapéuticos de la terapia por ondas de choque para el tratamiento radical de tendinitis, fascitis plantar, esguinces y determinado tipo de lesiones musculares. Puedes leer nuestros artículos aquí y aquí.

¿Por qué es tan eficaz la dermoplastia por ondas de choque para la eliminación de la celulitis?

Las ondas de choque literalmente "rompen" los nódulos celulíticos, permitiendo la eliminación de la piel de naranja en el 95% de los casos.

Para comprender estas increíbles cifras, debemos conocer un poco más al enemigo: la celulitis. La celulitis se produce cuando la microcirculación venosa y de los vasos linfáticos se hace más lenta y torpe -debido al sedentarismo, mala alimentación o factores genéticos-, dificultando el intercambio de nutrientes con las células grasas de su alrededor.

Las células grasas quedan entonces "taponadas", por así decirlo, y al no poder verter sus metabolitos al torrente sanguíneo, se hipertrofian. Es decir, se hinchan y hacen más grandes. Se forman así los llamados micronódulos de grasa, que al agruparse forman los macronódulos, que se agrupan en forma de red dando lugar al famoso aspecto de "piel de naranja".

La dermoplastia por ondas de choque se aplica con una especie de martillo hidráulico, que aplica un determinado número de impulsos o disparos sobre la zona afectada. Las ondas provocadas por el choque contra la piel rompen la estructura de los macronódulos y a continuación los micronódulos. Por eso decirmos que machaca o tritura la celulitis, eliminándola en casi el 100% de los casos.

Además, las ondas de choque actúan sobre las fibras nerviosas del dolor, reduciéndolo y liberando endorfinas; aumentan el metabolismo celular de la zona, provocando la regeneración de los tejidos; y reducen la inflamación mejorando la circulación en el área tratada.

Este último aspecto es especialmente interesante en el caso de la celulitis, porque, una vez rotos los nódulos de grasa, reinstaura la circulación a los vasos sanguíneos y linfáticos, permitiendo la eliminación de esa grasa mediante la orina.

Una sesión de dermoplastia por ondas de choque dura unos 30 minutos. En la mayoría de los casos, se necesitan de 8 a 10 sesiones a razón de 2 por semana.

Los índices de eficacia son espectaculares: eliminación de la piel de naranja en un 95% de los casos, reducción de la circunferencia de entre 3 y 5 cm en un 80% de los casos, aspecto de la piel más joven y elástica en un 80% de los casos.

Infórmate y pide tu cita en el 91 326 39 52 ó en el 91 750 06 10.

Otros artículos de nuestro BLOG que te pueden interesar:

Indice alfabético por temas de los artículos publicados en el blog

¡Celulitis, tu propia fuente de Omega 3!

Estética: Cómo eliminar las ojeras

Estética: Cuida tu piel en verano

Estética: masaje facial

Estética: Terapias antiedad o cómo ganar la batalla contra el tiempo

Ondas de choque para el tratamiento de la fascitis plantar 

Ondas de Choque: ¡Que invento tan completo!

Ondas de choque: ¡temblad, tendinitis!

 

 

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*