Noticias: Los ejercicios de fuerza muscular son buenos para el desarrollo de los niños

Fuerza Una nueva estudio confirma que los niños y los adolescentes pueden mejorar la fuerza muscular con ejercicios regulares.

Para los autores, esto respalda las recomendaciones recientes de la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento de Estados Unidos (NSCA) de que los niños hagan ejercicios musculares entre dos y tres veces por semana bajo supervisión profesional.

Antes existía la preocupación de que los niños en edad escolar y los adolescentes pudieran lesionarse con esos ejercicios de fuerza muscular, que se pueden realizar con pesas, máquinas, bandas elásticas o la resistencia que ofrece el cuerpo.

Pero los estudios de los últimos años demostraron que el riesgo infantil de sufrir alguna lesión no es mayor, y a menudo es menor, que con otros ejercicios o deportes.

Y, ahora, los expertos sostienen que los beneficios potenciales de ese entrenamiento, como el aumento de la densidad mineral ósea, la pérdida de grasa corporal, la mejoría del rendimiento y la reducción del riesgo de lesiones deportivas, superan todo riesgo.

El nuevo estudio, publicado en la revista Pediatrics, analizó la edad y otros factores que podrían modificar la efectividad del entrenamiento muscular en los niños.

El equipo del doctor Michael Behringer, de la Universidad de Cologne, combinó los resultados de 42 estudios publicados sobre un total de 1.728 niños y adolescentes, que, al azar, habían realizado ejercicios supervisados de fuerza o actuaron como grupo control.

En la mayoría de esos estudios, los niños utilizaron pesas o máquinas para entrenar la resistencia entre una y cinco veces por semana, en sesiones de 40 minutos. El entrenamiento duró entre un mes y un año.

El equipo halló que el entrenamiento mejoró la fuerza de los niños; sobre todo en los más grandes, comparados con los prepúberes (10 años o menos). Y varias sesiones semanales dieron mejor resultado que una sola sesión.

El aumento de la fuerza varió ampliamente entre los estudios, pero la mayoría de los niños mejoró entre un 20 y un 40 por ciento.

Los ejercicios con contracciones isotónicas, como los curls de bíceps, sentadillas y pesas en banco, fueron los más efectivos.

"Dado que el entrenamiento de la resistencia es seguro para los más jóvenes y está asociado con varios beneficios para la salud, se debería alentar a los niños y los adolescentes a participar en un programa de ese entrenamiento", dijo Behringer a Reuters Health. 

FUENTE: Pediatrics, online 25 de octubre del 2010

Reuters Health

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*