Colocar la silla de trabajo de manera correcta, garantía de salud

Silla1 Pasamos gran parte de la vida en nuestros puestos de trabajo,  y seguro que en más de una ocasión al final de la jornada laboral, nos hemos levantado de la silla con dolor y tensión de espalda, rodillas o caderas. Igualmente hoy en día parte de nuestro ocio está vinculado al uso de la tecnología.

El mantener una postura adecuada durante las horas que pasamos sentados frente al ordenador va a depender mucho de la elección de la silla adecuada y de su correcta colocación.

Los criterios para elegir la silla no deben de dar prioridad al diseño estético, si no a la adaptabilidad de la misma a nuestras necesidades de confort y ergonomía.

Aquí van algunos consejos para colocar la silla de la manera más adecuada:

1. Comodidad, el material y relleno de la silla deben tener una consistencia que no presione en los puntos de contacto, pero que no se hunda o deforme.

2. El respaldo debe ser lo suficientemente alto para acoger toda la espalda. Debe tener un apoyo lumbar que nos ayude a mantener la lordosis apoyada, lo que hará que nos mantengamos sentados sobre los isquiones (huesos duros de los glúteos) y no sobre el sacro. Existen apoyos lumbares que pueden acoplarse a la silla si fuese necesario.

3. Igualmente, el respaldo debe poder modificarse en altura y en presión sobre la espalda.

4. La altura con respecto al suelo, nos debe permitir mantener las caderas a 90 º o más con respecto del tronco, con el fin de evitar que la pelvis se derrumbe, y que la circulación de las piernas se vea muy obstruida.

5. Las rodillas deben mantener 90 º o más y los pies deben estar apoyados. Un reposapiés nos ayudará a evitar la presión de la silla en los muslos, mejorando la circulación sanguínea.

6. La altura de la mesa nos va a condicionar la altura de la silla. Es importante que podamos apoyar los antebrazos en la mesa, manteniendo 90º de codos, con los hombros relajados. Los pies no deben colgar nunca.

7. La silla dispondrá de ruedas para poder desplazarnos con facilidad, cuando nos levantamos o sentamos.

Si seguimos estos consejos, cuando acabemos nuestra jornada laboral nos encontraremos en mejor forma, evitando dolores tensionales en nuestra espalda.

Igualmente es importante planificarnos descansos durante la jornada. Cada dos horas, nos levantaremos y si es posible, realizaremos algunos estiramientos sencillos que activen nuestra musculatura y articulaciones. Hablaremos de ello en otra ocasión.

Publicado en: Blog Etiquetado con: , ,
2 comments on “Colocar la silla de trabajo de manera correcta, garantía de salud
  1. maria de jesus reyes pedrajo dice:

    me interesa conocer más de sus artículos,soy gerontologa social y en mi trabajo serian de mucha utilidad.

    • Al Fisio dice:

      Hola Mª Jesús, puedes consultar los artículos en nuestro blog en la web. En el buscador, poniendo la palabra “postura” te salen artículos relacionados con el tema.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*