Día Mundial de la Salud 2012

El Día Mundial de la Salud se celebró el 7 de abril, como todos los años, para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948. Cada año se elige para esta fecha un tema que pone de relieve una esfera de interés prioritario para la OMS.

El Día Mundial de la Salud es en realidad una campaña mundial en la que se invita a todas las personas —desde los dirigentes mundiales hasta el público en general de todas partes— a prestar una atención especial a un problema de salud con repercusiones en todo el planeta.

Al centrar la atención en los problemas sanitarios que van surgiendo, esta conmemoración brinda la oportunidad de emprender acciones colectivas para proteger la salud y el bienestar de las personas.

El tema del Día Mundial de la Salud 2012 ha sido el envejecimiento y la salud, y el lema, "La buena salud añade vida a los años". Se trata de mostrar cómo gozar de buena salud durante toda la vida puede ayudarnos en la vejez a tener una vida plena y productiva, y a desempeñar un papel activo en nuestras familias y en la sociedad.

Por vez primera en la historia de la humanidad, pronto habrá más personas mayores que niños. El ser humano envejece, y no estamos preparados para ello. A no ser que cambiemos nuestra forma de pensar y actuar en relación con el envejecimiento, perderemos la oportunidad de envejecer con buena salud y de crear una sociedad en la que las personas mayores sean respetadas y consideradas como miembros valiosos. Así pues, la Organización Mundial de la Salud dedicará su aniversario de este año, el 7 de abril, Día Mundial de la Salud, al envejecimiento saludable.

Vea y comparta el video oficial del Día Mundial de la Salud 2012, y únase a la conversación sobre el envejecimiento saludable en Twitter #AddHealth2Life para participar en el cambio.

 

La celebración que recuerda la Organización Mundial de la Salud se centra en el aumento de los adultos mayores en todo el planeta y los desafíos que ello implica

Según la Organización Mundial de la Salud, en 2020 habrá en el continente americano habitarán 200 millones de personas de más de 60 años y se estima que esa cifra suba a 310 millones en 2050, por lo que los países deberán implementar políticas adecuadas para brindar coberturas y servicios de atención especializada a los adultos mayores.

Además, se calcula que en 2050 habrá en todo el mundo 395 millones de personas de 80 años, cuatro veces más que ahora, y para esa misma década se estima que el 22% de la población mundial serán mayores de 60, cuando en la actualidad hay un 11%. Así, de 600 millones que hay en la actualidad, pasaremos a 2000 millones. La mayor parte de ese aumento se producirá en los países menos desarrollados.

"Durante el siglo pasado, la esperanza de vida aumentó tan acusadamente que en el mundo pronto se contarán más personas de edad que niños. El envejecimiento de la población se registra progresivamente en todos los países del mundo, pero en los menos desarrollados se percibe un cambio más rápido. Esa transformación social presenta a la vez problemas y oportunidades. En particular, en algunos países se dispondrá solo del lapso de una generación para preparar los sistemas de salud y de seguridad social para un mundo que envejece", explicó a La Nación la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, médica clínica y endocrinóloga.

La creciente proporción de adultos mayores registrados en Argentina en los últimos años se observa en las siguientes cifras proporcionadas por el censo de 2010. Así, 5.725.838 de personas mayores viven en el país, lo que representa el 14,2% de la población. Además, la expectativa de vida en el país es de 76 años y las mujeres viven como promedio de seis a ochos años más que los hombres.

Desde hace varios años, la medicina se ha ido perfeccionando cada vez más y la frontera de la ciencia se amplió. No hasta llegar a la inmortalidad, pero busca acercarse a ello con las últimas investigaciones genéticas y el desarrollo de medicamentos que prolongan la vida y extienden "radicalmente" la longevidad humana.
"Si hiciéramos medicina preventiva habría una mayor calidad biológica y se podría extender la vida misma. El envejecimiento no se puede evitar, pero lo podemos transitar en forma más saludable y plena. En definitiva, se lo puede enlentecer teniendo buenos y saludables hábitos de vida, evitando el fumar, el sedentarismo, el mal descanso o el acumulamiento de estrés y las comidas grasosas y llenas de colesterol", agregó Rodríguez Zía.

De esta forma, se evitarían las incapacidades cardíacas, los ataques cerebrales, la diabetes, la obesidad, la osteosporosis severa y otras dolencias crónicas.

A partir de investigaciones de la bioquímica australiana Elizabeth Blackburn, premio Nobel de medicina en 2009, se descubrieron las telómeros, extremos de los cromosomas de las células eucariotas, necesarias tanto para la división celular como para mantener la integridad y la estabilidad de los cromosomas.

La enzima telomerasa forma los telómeros durante las duplicación del ADN y pauta la vida de las células: cuanto menor sea la segregación de telomerasa, más cortos serán los telómeros, hasta llegar a un momento en que la división celular sea imposible y las células terminen muriendo. Por lo tanto, los telómeros están relacionados con el envejecimiento celular.
"Que una persona viva o muera dependerá de muchos factores que exceden a la biología pero que una persona envejezca con mayor o menor calidad de vida dependerá de las elecciones que haga. Vamos a tener unos 30 años más de vida que nuestros bisabuelos en los que será clave vivirlos de la mejor manera posible, es decir, con buena calidad de vida", puntualizó la especialista. 

FUENTE: IntraMed // La Nación

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*