En forma en vacaciones: Practica deporte en la playa

Playa Uno de los lugares favoritos para pasar nuestras vacaciones es la playa. Junto al mar, la relajación y la tranquilidad están aseguradas, pero además puede convertirse en el lugar perfecto para realizar deporte y mantenernos en forma durante el verano.

Tanto la arena de la playa como el agua son medios idóneos para realizar ejercicio y deporte, ofreciéndonos una resistencia e inestabilidad que harán que el movernos nos cueste más aumentando nuestro gasto de energía y por lo tanto nuestro consumo calórico. Los movimientos requerirán de mayor fuerza muscular y de mayor coordinación.

Por ello es importante saber que la práctica deportiva será más costosa que en cualquier medio convencional, tanto en la arena como en el agua, y por lo tanto el tiempo que dedicaremos no será el mismo.

En primer lugar lo que vamos a ver algunas de las actividades que podemos hacer en la arena. Desde caminar ha paso vivo hasta correr suelen ser las favoritas. Es cierto que la playa es un buen lugar para correr, debido a la pureza del aire, pero hay que tener en cuenta que la inestabilidad que ofrece la arena hace que la pisada se vea forzada pudiendo resultar lesiva para las articulaciones de las piernas. Por ello seria recomendable que lo hiciéramos por la orilla del agua que es la parte más estable y segura.

Deportes de pelota, como el voley, es otro de las elecciones favoritas para disfrutar en la arena. Ideal para movernos de manera global a la vez que descargamos adrenalina, ya que resulta divertido y cardiosaludable. Además, podemos lanzarnos al suelo, sin miedo a hacernos daño. Como siempre, si tenemos lesiones previas de columna o de rodillas, no será el deporte de elección.

Los deportes de pala, como el badminton, son también muy sugerentes y eficaces a la hora de quemar calorías y de quemar adrenalina. Al igual que en la carrera, es recomendable realizarlos a la orilla del agua para disminuir la inestabilidad.

Pasemos al agua. La natación es el deporte más practicado por la mayoría de nosotros. Aunque la piscina es el medio ideal para llevar a cabo este deporte, en el mar al igual que en la arena, se aumenta la intensidad y la resistencia ya que debemos realizar mucha más fuerza a la hora de vencer las corrientes y las olas. Podemos aprovechar para utilizar pequeñas tablas o elementos de flotación para concentrar el trabajo en diferentes zonas del cuerpo.

El remo, el pedaleo, el deslizamiento sobre tablas y para los más habilidosos, el surf, el ski acuático o el buceo, son otras de las muchas alternativas que nos brinda el mar para mantenernos activos y divertirnos.

Lo más importante será siempre que elijamos la actividad que se adapte a nuestra forma física previa, y que seamos prudente, comenzando siempre de manera progresiva y teniendo cuidado de  evitar la exposición excesiva al sol y de no olvidarnos de beber agua, ya que podemos deshidratarnos.

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*