Fisioterapia para el embarazo y para el postparto

El tratamiento de fisioterapia para las mujeres embarazadas y para el postparto no solo es apropiado, sino que resulta imprescindible para conseguir un mayor bienestar y prevenir la aparición de graves y molestos problemas de salud en el futuro.

embarazo Durante el embarazo, las pacientes reciben la sesión de fisioterapia en posición de decúbito lateral o en silla específica a fin de conseguir el máximo confort, por lo que se puede efectuar en cualquier momento de la gestación.

El tratamiento consiste fundamentalmente en técnicas de movilización y trabajo del tejido conectivo que suponen un alivio inmediato de los problemas fisiológicos, musculoesqueléticos y tensiones emocionales que pueden acompañar a esta situación.

El masaje durante el embarazo está expresamente indicado para aumentar la circulación sanguínea y linfática, disminuyendo la hinchazón de las piernas, así como de las manos. Asimismo, alivia la tensión en las articulaciones que soportan peso y estructuras miofasciales para evitar espasmos musculares y calambres. También puede mitigar el dolor de las varices.

En definitiva este tipo de tratamiento proporciona una reducción general del estrés, permitiendo que las mujeres lleguen al momento del parto con más confianza y menos ansiedad.
Resultan muy interesantes los consejos que ofrece la Asociación americana de fisioterapeutas http://www.apta.org/ para el embarazo y el postparto

También después del parto es un momento crucial para acudir al fisioterapeuta a fin de conseguir la adaptación del cuerpo a la nueva situación: hay que tener en cuenta que hasta fenómenos tan naturales como la respiración pueden verse afectados como consecuencia del empuje sufrido por el diafragma a causa del crecimiento del útero.

Por otra parte, es imprescindible trabajar los músculos abdominales y los del suelo pélvico estirados y debilitados durante el embarazo para evitar tanto dilataciones abdominales crónicas como futuras pérdidas de orina, muy frecuente en las mujeres como consecuencia de esta situación.

La importancia de acudir al fisioterapeuta después del embarazo resulta todavía mucho mayor en el caso de las mujeres que deseen tener nuevos embarazos, ya que si no se fortalece la musculatura las consecuencias no deseadas van a aparecer con más fuerza.

La importancia y efectividad que hoy en día se otorga a este tipo de cuidados han hecho surgir una nueva rama de la fisioterapia especializada en la mujer.

En este sentido, el equipo de fisioterapeutas de Alfisio cuentan con la especialización y profesionalidad necesarias para tratar este tipo de problemas, por lo que si estas embarazada, lo has estado recientemente o tienes dilatación abdominal o pérdidas de orina, no esperes más tiempo y llámanos cuanto antes.

Publicado en: Blog Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*