Fisioterapia: la gran desconocida

Fisioterapia Todavía hoy en día, la Fisioterapia sigue siendo desconocida para muchas personas. ¿Masajistas?, ¿Rehabilitadores?, ¿Son los que tratan la espalda?, ¿Osteópatas?, ¿Trabajan con los deportistas?, etc. Son muchas las lagunas que aún tiene el público en general sobre lo que realmente hace un fisioterapeuta y cual es su formación.

Lo primero, los fisioterapeutas somos profesionales sanitarios, formados en la Universidad, en la actualidad pasando de diplomatura a grado, con el nuevo plan Bolonia. Una vez superada nuestros estudios y obtenida la titulación que la ley exige, podemos afrontar con total garantía patologías tan variadas como: Esguinces, tendinitis, ciáticas, lumbagos, cervicalgias, pinzamientos, contracturas musculares, artrosis, artritis, desviaciones de columna, escoliosis, preparación pre y post-parto, pre y post cirugía, fracturas óseas, discapacidad física y psíquica, problemas en la articulación temporomandibular, vértigos, patologías neurológicas, hemiplejia, para y tetraplejia, esclerosis, lesiones deportivas, laborales y de tráfico, problemas cardiovasculares, recuperación post infarto, patologías respiratorias, asma, epoc…y un largo etc.

Fisioterapia por la OMS 1968, es el "Arte y la Ciencia del tratamiento físico por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación de la inervación y fuerza muscular; pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución. Entre los fines del tratamiento están: el alivio del dolor, el aumento de la circulación, prevención y corrección de la disfunción, así como la máxima recuperación de la fuerza, movilidad y coordinación".

Un fisioterapeuta puede prevenir, paliar, curar, en definitiva intervenir para la recuperación, como ya hemos visto, de diversas patologías. Para ello contamos con múltiples herramientas, y no sólo con el masaje, que por supuesto es una de las más apreciadas por los profesionales y los pacientes: masaje, manipulaciones, ejercicio físico, agua, calor, frío, corrientes electricas, etc. Igualmente podemos intervenir antes de que la lesión o patología aparezca realizando actividades preventivas, informativas y divulgativas, como en las fases más agudas de la enfermedad, ayudando en la superación de la misma.

Trabajamos con diferentes colectivos, desde bebes que nacen con algún problema (problemas neurológicos, tortícolis congénita, etc.), hasta en cuidados paliativos con personas que están en sus últimos días, pasando pro todo tipo de personas que requieran ayuda para su recuperación.

Cuando perdemos nuestra capacidad para vivir la Vida con plenitud, el fisioterapeuta entra en acción…

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*