¿Frío o calor después de un traumatismo?

Cuando sufrimos un traumatismo como una caída, golpe o torcedura, es muy importante aplicarnos frío lo antes posible, ya que el efecto antinflamatorio de la crioterapia (terapia con frío) es comparable a la de cualquier antinflamatorio que podamos tomar.

 

El frío evitará que el edema aumente, y disminuirá el dolor. Aplicaremos el frío siempre sobre una toalla o paño de algodón y nunca sobre la piel directamente, ya que podemos producir una  quemadura. Se recomienda realizar esta operación al menos 3 veces al día durante las primeras 48 horas. Pasado este periodo, podremos alternar frío y calor en función del tipo de traumatismo que hayamos sufrido.

 

Tipos de frío:

 

Bolsa con cubitos de hielo sobre toalla.

Bolsas de gel frío (de venta en parafarmacia).

Bolsas de productos congelados.

 

Tiempo de aplicación: de 10 a 20 minutos.>

 

  Otros artículos publicados en nuestro BLOG:

 

  Indice alfabético por temas de los artículos publicados en el blog

Dolores Agudos y crónicos

Dolores de cuello por el uso de dispositivos móviles

Dolores de espalda y los viajes

Dolor de hombro

Dolor neuropático y reducción de la eficacia de los opiáceos

Dolor y su relación con la enfermedad

 

Publicado en: Blog Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*