Fisioterapia infantil

fisioterapia infantilA través de la fisioterapia infantil se pretende restaurar los problemas osteoarticulares, musculares y neurológicos en niños de 0 a 16 años. Sobre todo en esta edad, lo más importante es realizar un buen diagnóstico que nos permita no sólo tratar las lesiones ya instauradas, sino también adelantarnos a los problemas futuros que de ellas se derivan si se mantienen durante largo tiempo.

También es importante realizar exámenes periódicos preventivos para detectar a tiempo problemas estructurales en la columna y en las extremidades.

  • Detección de problemas óseos y posturales como escoliosis y otras deformidades que se puedan dar en el raquis y extremidades.
  • Educación para la salud, enseñando ejercicios y hábitos de vida saludables.
  • Problemas desde el nacimiento del bebé: tortícolis congénita, malformaciones óseas, retraso senso-motor, problemas neurológicos.
  • Fisioterapia neurológica infantil: método Bobath, L’métayer, Vojta, Peto, para lesiones neurológicas como parálisis cerebral, esclerosis múltiple, lesiones medulares, pies equino e incluso un simple retraso motor.

Fisioterapia conductiva (PETO)

El sistema PETO fue desarrollado específicamente para niños y adultos con problemas motores y/o de origen neurológico (parálisis cerebral, etc.). Se trata de un sistema de enseñanza diseñado en los años 40 en Budapest por el profesor Andras Péto.

Es un método de rehabilitación integral bajo el enfoque de la fisioterapia conductiva, que aborda de manera global aspectos motores, cognitivos, conductuales y psicoafectivos.

La diferencia con otros métodos de rehabilitación, y una de las claves de su efectividad en los resultadosm,, es la participación activa del niño en un programa colectivo.

El método PETO proporciona a los niños la posibilidad de aplicar en su vida diaria las habilidades que adquiere, favoreciendo así un mayor nivel de autonomía en tareas cotidianas como comer, vestirse, etc.

¿A quién va dirigido?

Inicialmente, el método PETO fue diseñado para niños con parálisis cerebral, y posteriormente se extendió a otras patologías con daño cerebral y/o afectación motora:

  • Diplejía espástica.
  • Hemiplejía.
  • Tetraplejía.
  • Paraplejía.
  • Ataxia.
  • Atetosis.
  • Accidentes cerebro-vasculares.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Distrofias musculares.
  • Espina bífida.
  • Hipotonía muscular.
Publicado en: Centros y servicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*