Fisioterapia para el cólico del lactante

Tratar el cólico del lactante con fisioterapiaMuchos padres primerizos -y los experimentados, también- entenderán la desesperación que provoca el llamado cólico del lactante: bebés de entre 15 días y 4 meses que lloran desconsoladamente sin que haya forma posible de aliviar su llanto.

El cólico del lactante es muy frecuente en bebés que se encuentran en el primer trimestre de vida. Aunque sus causas son muy diversas y no han sido aún clarificadas, existen multitud de factores que intervienen en el malestar digestivo que provoca el temido cólico del lactante: factores psicológicos en los que influye el propio estrés de los padres novatos, hipersensibilidad a la leche materna, inmadurez del aparato digestivo del bebé, y otras.

Los síntomas son característicos: el bebé “explota” a llorar repentinamente debido a los espasmos digestivos propios del cólico, aprieta sus puños y encoge las piernas sobre el abdomen. El episodio puede durar entre minutos y horas.

La fisioterapia ayuda en el tratamiento del cólico del lactante

Sin duda, la fisioterapia es uno de los métodos más eficaces para tratar el cólico del lactante. De una forma natural, suave y no invasiva, el tratamiento manual ayuda a restaurar la normalidad en los movimientos peristálticos del aparato digestivo del bebé, calmando los espasmos.

Los cólicos suceden porque el intestino del bebé provoca movimientos espasmódicos repentinos para poder activar el sistema peristáltico que, en un aparato digestivo maduro, facilitaría la expulsión de las heces y los gases.

En nuestros centros Al Fisio seguimos el siguiente protocolo con nuestros pequeños pacientes que acuden con cólico del lactante:

  • Ante todo, mucha calma: con todo el amor y la delicadeza del mundo, comenzamos a manipular suavemente el cuerpo del bebé, permitiéndole una tranquilidad que los desesperados padres muchas veces no son capaces de aportar.
  • Una vez el bebé está relajado y confiado, nuestros fisioterapeutas colegiados comienzan a realizar masajes de estiramiento y ablandamiento en todo el recorrido del aparato digestivo del bebé, en diferentes direcciones y con diferentes presiones siempre suaves: de arriba abajo, en el sentido de las agujas del reloj, etc.
  • Por último, una vez que las expertas manos del fisioterapeuta han ayudado a desplazar las heces hacia el final del tracto digestivo, comienza a realizar movilizaciones de las piernas del bebé. Las piernas se flexionan sobre el abdomen alternativamente y luego a la vez, facilitando de esta forma la expulsión de los gases acumulados que están provocando dolor al bebé.

Después de una sesión en la que el bebé queda relajado, el fisioterapeuta dará indicaciones a los padres para realizar masajes en casa cuando aparezcan los episodios de cólicos.

Si tu bebé padece cólico del lactante, no desesperes: pide cita con uno de nuestros fisioterapeutas en Al Fisio o llámanos para ver cómo podemos ayudarte.

 

Publicado en: Blog Etiquetado con: , ,
2 comments on “Fisioterapia para el cólico del lactante
  1. ana dice:

    Me encanta el centro alfisio tiene buenos precios y hacen bien su trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*