Trabaja tus abdominales dentro del agua

Piscina Como ya hemos hablado en otras ocasiones, mantener nuestros abdominales tonificados y flexibles es imprescindible para la salud de nuestra columna vertebral, además de ser el pilar fundamental de una postura correcta. Por supuesto, nuestra silueta se verá favorecida si nuestra zona abdominal está en forma.

Los abdominales siguen siendo una de las partes del cuerpo que más nos traen de cabeza. Pero en verano contamos con un aliado que nos ayudará a mantener nuestro vientre plano y tonificado, la piscina. Mientras estamos de vacaciones dándonos un baño podemos trabajar nuestra pared abdominal.

Un clásico de los abdominales acuáticos es colocarnos dentro del agua, apoyados con los codos en el borde de la piscina mientras mantenemos las piernas dentro del agua. En esta posición lo que haremos será elevar las piernas juntas hacia el pecho, manteniendo nuestra espalda lo mas pegada posible a la pared de la piscina. Es importante que no sobrepasemos la línea de las caderas con las rodillas para evitar implicar al psoas en el ejercicio, y centrar el trabajo en los abdominales inferiores. La resistencia que ofrece el agua nos ayudará a mejorar sustancialmente el tono del abdomen.

Para trabajar la parte superior del abdomen nos haremos con una pelota de playa o una tabla de natación. Colocados de pie en una zona de la piscina que no cubra demasiado agarraremos la pelota con ambas manos y la intentaremos sumergir en el agua de modo que la llevemos hacia nuestros muslos. Al hacer presión sobre la pelota y vencer así la resistencia del agua contraeremos el abdomen incidiendo en la parte superior. Es importante que concentremos toda la tensión en esta zona y evitemos la implicación de otras partes del cuerpo, teniendo especial cuidado con no arquear la zona lumbar y no elevar los hombros.

Para la parte lateral del tronco nos colocaremos de pie con el agua cubriéndonos al menos hasta las axilas y con los brazos extendidos en forma de cruz, realizaremos giros de izquierda a derecha de modo que la parte de los oblicuos se vea involucrada. Es importante tener en cuenta que las piernas deben permanecer inmóviles, ya que solo el movimiento debe realizarse al nivel de la cintura. Nunca debemos forzar este movimiento, ya que podemos hacernos daño en la parte lumbar al girar demasiado.

Acompañaremos los ejercicios con una respiración consciente, expulsando el aire cuando realizamos el esfuerzo de empujar el agua.

Además cuando nademos, pondremos el énfasis en mantener nuestros abdominales fuertes, llevando el ombligo hacia la columna vertebral, haciendo una contracción isométrica de la pared abdominal, especialmente del transverso, con el fin de mantener estable y fuerte nuestra zona lumbar.

Publicado en: Blog Etiquetado con: , , , , ,
2 comments on “Trabaja tus abdominales dentro del agua
  1. carmen dice:

    Excelente. Lo necesitaba. Me

    gustaría agregarán imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*